La Audiencia de Barcelona condenó al futbolista argentino Lionel Messi a 21 meses de prisión por tres delitos de fraude fiscal cometidos entre los años 2007 y 2009.

Pero expertos aseguran que es muy poco probable que la estrella del balompié vaya a la cárcel, pues en España los condenados a penas menores de dos años que no tienen antecedentes penales rara vez cumplen la sentencia en prisión.

El padre de futbolista, Jorge, también recibió la misma sentencia, la que puede ser recurrida en el Tribunal Supremo de Justicia.

Además, la Audiencia le ordenó a Messi pagar una multa de más de US$2 millones.

Tres años

El juicio se inició en mayo, tres años después de que la Fiscalía española presentara la querella contra el jugador.

Se le acusó de haber defraudado a Hacienda por US$4,5 millones al eludir el pago de impuestos durante los años 2007, 2008 y 2009.

Los cargos contra Messi fueron presentados por la Abogacía del Estado, el organismo que representa los intereses de la Agencia Tributaria.

El organismo sostiene que Messi eludió el pago de impuestos «de forma consciente y voluntaria» y que tuvo que tener conocimiento de que cada año percibía «exorbitantes ingresos» por sus derechos de imagen.

Tanto Messi como su padre niegan haber actuado de forma incorrecta.

Artículo anteriorCaja negra de EgyptAir revela lo que ocurrió antes del choque
Artículo siguienteEl diario de la Historia Argentina #Bicentenario