Con Manu Ginóbili, Luis Scola, Andrés Nocioni y Carlos Delfino como principales figuras de un equipo que mezcla oficio, talento, juventud y experiencia, la Generación Dorada comenzó con el pie derecho su sueño olímpico.

En el Arena Carioca I, Argentina logró una contundente victoria ante Nigeria en su debut en la zona B. Fue 94 a 66, con parciales 22-15, 50-31, 72-50. Facundo Campazzo (14) y Manu Ginóbili (12), los goleadores del equipo.

Al término del encuentro, Manu Ginóbili destacó la actuación del equipo: «Gran manera de empezar. Había un montón de maneras de terminar esto mal. Ganar por 30 ante un equipo joven, es un gran logro. Cometimos errores, pero de la forma que jugamos fue excelente. Nos dieron muchísimo los más jóvenes también. Es buenísimo que eso suceda»,

«Es un buen triunfo, era lo que teníamos que hacer para seguir con chances en el Grupo. Hemos mejorado mucho como equipo, tenemos otra intensidad a la hora de jugar y eso se está notando», resaltó Andrés Nocioni al término del partido.

Por su parte, Sergio Hernández analizó: «Hubo diferencias muy rápidas en el partido. Fue el típico primer juego, con mucha ansiedad y adrenalina. Muchas veces el exceso de energías acumulada hace que haya desorden y eso a nosotros nos benefició. No creo que haya tanta diferencia entre ambos planteles».

La formación inicial fue con Andrés Nocioni, Manu Ginóbili, Nicolás Laprovittola, Luis Scola (c) y Patricio Garino, que reemplaza a Marcos Delia, quien venía jugando en el equipo de Hernández en los duelos preparatorios. El próximo encuentro de Argentina será el martes 9 ante Croacia (22.30).

Antes, el local Brasil, conducido por Rubén Magnano, perdió 76-82 ante la candidata Lituania; y el subcampeón olímpico, España, cayó 72-70 con la siempre complicada Croacia.

Artículo anteriorEl equipo argentino de vóley debutó con victoria sobre Irán
Artículo siguienteHomenaje y rugir de motores en Santa Rosa