Aseguran que el agua que se está distribuyendo en la ciudad no tiene las condiciones que debería reunir para ser potable y apta para consumo humano. Durante los últimos días al abrir los grifos y cargar un vaso con agua ésta era turbia y con gusto a tierra, por lo que se hace imposible consumir el agua en esas condiciones.

Ante la consulta a las autoridades de la DASI, responsables del servicio se negaron a brindar cualquier tipo de información al respecto, aduciendo que cumplían directivas de la superioridad. Desde junio se sigue esperando que se disponga el recambio de mantos filtrantes en la planta potabilizadora de San José, que no se cambian desde hace 3 años y reúnen una gran cantidad de sedimentos productos de las crecidas de verano.

Por otro lado, se continúa a la espera de los resultados de los análisis de laboratorios que se tomaron para establecer los valores y la calidad del agua potable en distintos puntos de la jurisdicción. Hasta el momento tampoco hay definiciones.

Artículo anteriorBomberos Tinogasta rescatan a turista francés en Cuesta de Zapata
Artículo siguientePiden explicaciones a la Provincia por proyecto minero