En el inicio de la sesión de ayer, el Frente de Izquierda protestó contra el aumento de las dietas de los legisladores en el Congreso.

Pero Diputados rechazó abrir el debate sobre el aumento del 47 por ciento en las dietas que perciben los legisladores nacionales a partir de este mes -todos cobraron 142.000 pesos mensuales-.

La votación para discutir el salariazo cerró con 104 a favor y 112 en contra. La postura de los diputados catamarqueños fue de tres en contra, uno a favor de discutirlo para rechazar el aumento y un ausente.

Cabe acotar que para iniciar el debate se requería el aval de las tres cuartas partes de los legisladores presentes en el recinto.

Además, el incremento fue fustigado por el presidente Mauricio Macri, quien pidió a los legisladores que «no pasen de largo”.

Por la negativa de abrir la discusión al salariazo votaron el exgobernador Eduardo Brizuela del Moral y Myriam Juárez (ambos del Frente Cívico y Social).

En esta línea, quien también rechazó la discusión sobre el aumento de la dieta en la cámara baja fue Néstor «Chicho” Tomassi, exkirchnerista y ahora PJ «independiente”.

Sólo la diputada Verónica Mercado -Frente para la Victoria- votó por la afirmativa para que sé marcha en el aumento y revisar las medidas que llevaron el sueldo «de bolsillo” de cada legislador a 85.000 pesos. A esto se deben sumar «ítems” como los pasajes aéreos.

El ausente en la sesión de la cámara baja, por su conocido estado de salud, fue Amado «Coco” Quintar (FCS).

En la sesión, la legisladora de izquierda Myriam Bergman (PTS) había planteado una cuestión de privilegio y manifestó que «la mitad de los trabajadores cobra un promedio de 7000 pesos mensuales. Las familias no llegan a 14.000 pesos mensuales.

Este aumento agravia a todo el pueblo trabajador”. En este sentido, propuso anular el incremento salarial.

Posteriormente, Néstor Pitrola (FIT) reclamó que se debata «a la luz del día y de cara a la sociedad” el polémico aumento. Así, propuso que se anularan los decretos firmados por las conducciones de ambas cámaras.

«Hay un divorcio entre los ingresos de los diputados y la realidad social que vive el pueblo trabajador, en un país donde se discute un bono ‘burla’ de fin de año, en un Congreso que no debate un pago de emergencia para los jubilados, en un recinto que va a discutir un presupuesto de ajuste; esto es un contraste brutal”, observó Pitrola.

Así, el diputado pidió una moción de orden para votar de manera nominal el proyecto para anular las resoluciones que establecieron el aumento de las dietas, a la vez que se revisen todo los aumentos dispuestos a lo largo del año.

Sin embargo, la moción a favor del tratamiento sobre el «dietazo” de los diputados y senadores fue rechazada.

Artículo anteriorCopa Argentina: Central se tomó revancha y eliminó a Boca
Artículo siguienteCronograma de pagos: jueves 03 de noviembre de 2016