En la Legislatura Porteña, y a manos de la UNESCO, las Trillizas de Oro y Carlitos Balá fueron homenajeados y recibieron el premio a las “Embajadores de la Paz” por la labor solidaria que realizan con la fundación PROSALUD como madrinas y directoras junto con Paula Hazaña directora tambien junto con las hermanas en dicha fundación que funciona como brazo solidario del Hospital Austral de la localidad de Pilar.

“Lo nuestro es solo un granito de arena en el desierto pero estamos muy felices, ojalá Dios no de vida para ver la Paz en el mundo” dijeron a coro las trillizas visiblemente emocionadas con el galardón.

A la ceremonia concurrieron Doña Paulina, mama de las trillizas, Ernesto Trotz (Jr), Milli y Sonia Zavaleta, Isabelle Storm y el periodista Fernando Prensa entre otros.

En la misma ceremonia el eterno Carlitos Balá (91) fue tambien premiado con la misma bandera de la Paz por su labor con los niños y algunos colegios e intituciones que trabjan día a día aportando un enorme gratino de arena solidario.