La falta de agua se agudizó generando innumerables inconvenientes en cientos de familias que desde el miércoles por la noche sufren este problema. Si bien el municipio trabajó sin descanso proveyendo de agua a través de un tanque cisterna y llenando los depósitos de las viviendas, la demanda es tan grande que no se ha podido cumplir con todos. El diagnóstico confirmado por la directora de la DASI (Dirección de Agua y Saneamiento del Interior) Leyla Mussi, no fue alentador, ya que se tendrá que remover el equipo de la perforación del barrio Los Robledos que abastece a toda la zona alta, y para eso también será necesario extraer la bomba que se encuentra a unos 100 metros de profundidad. Para eso se dispuso que hoy una grúa se traslade desde la capital hasta Tinogasta para efectuar el trabajo. «Los técnicos han detectado que había 3 equipos que no estaban trabajando bien, la perforación de Los Robledos no funciona, pero además el equipo de las 200 Viviendas tenía el caudal comprometido y se lo arregló y quedó funcionando al cien por ciento. En cuanto a Los Robledos habrá que extraer el equipo y esto se lo hará hoy a la tarde. Mientras tanto, un camión cisterna está viajando para ayudar con la entrega de agua a las familias afectadas», confirmó la funcionaria.

El agravante del calor

Soportando temperaturas que durante los últimos días superaron los 35 grados, las familias mantienen la preocupación porque no todos están en condiciones de comprar agua para la ingesta y la limpieza de los alimentos. Un tacho de agua mineral de 10 litros, que venden dos comercios de la zona, cuesta alrededor de 40 pesos, y el bidón de 3 litros, dependiendo de la marca, oscila entre los 40 y 50 pesos, lo que no alcanza en una familia para cubrir un día. De allí que utilizando todos los recursos a su alcance, familias completas se han trasladado hasta las perforaciones que sí funcionan como la de Santo Domingo, Los Palacios, o las 200 Viviendas para almacenar agua en bidones, botellas y otros recipientes.

4 días sin agua

Los vecinos del oeste de la ciudad, que concentra a los barrios 70, 80 y 50 Viviendas, Los Robledo, ruta 3, Los Rodríguez, se encuentran sin agua desde el miércoles por la noche. Cumplieron el cuarto día sin suministro. En el resto de los barrios, el faltante se presenta de distintas maneras, pero sobre todo con falta de presión suficiente para el almacenamiento de las reservas.

«Ya no teníamos agua ni para darles a los animales, ahora estamos por cargar para ellos y para nosotros. Comprar agua es todo un presupuesto, no podemos, no estamos en condiciones de pagar por agua para tomar en estos momentos», señaló un ama de casa mientras bajo el rayo de sol del mediodía en barrio Los Robledos, desenredaba las mangueras del camión cisterna.

Idéntica situación es la de la mayoría de las familias, que tampoco han cobrado y que sin dinero deben afrontar esta problemática, lo que no deja de preocupar sobre todo cuando se pidió desde la DASI que se utilice esta agua para el consumo humano debido a que los camiones cisternas, a pesar que fueron lavados y desinfectados no están en óptimas condiciones de higiene.

ESCUELAS

De acuerdo con lo que respondieron los supervisores de la zona a EL ANCASTI, hasta ayer no había ninguna información oficial respecto a la suspensión de las clases. Hoy se evaluará la situación.

FuenteElAncasti
Artículo anteriorEstado de rutas nacionales: 07/11/2016
Artículo siguienteNació el primer diario impreso de Tinogasta