Vecinos de Barrio Abaucán están profundamente preocupados por las condiciones del agua potable en dicho barrio. Un vecino, Claudio Carrizo, mostró como, al abrir el grifo de su casa, vio como algunos renacuajos nadaban libremente, pero además puede observarse como en un frasco se nota un deposito totalmente nocivo para el consumo humano. es de imaginar que aquellos que no tienen la precaución de observar el agua la consumen literalmente. por este medio se le pide a la DASI extremar las medidas de limpieza para evitar ulterioridades en el consumo.

el-agua-de-tinogasta-121116

La gente en su mayoría es bastante sumisa y reniega entre casa, pero no se debe abusar de esa paciencia porque un día, como decía Perón, “puede sonar el escarmiento”.

Artículo anteriorBomberos cumple 44 años al servicio de los tinogasteños
Artículo siguienteFuerte sismo sacudió a Tinogasta