La tormenta se inició el lunes alrededor de las 20 y trajo consigo granizo, lo que afectó algunas franjas de productores del norte de la ciudad, dejando en algunos casos pérdidas totales en hortalizas. De acuerdo con lo que manifestaron técnicos del INTA se requieren de unas 72 horas para realizar una evaluación total de los daños, pero a prima facie la zona afectada está en Santa Rosa, Villa San Roque, El Retiro, zona de La Aguadita, y parte de San José.
El técnico asesor del INTA, Javier Oviedo, dijo que «la lluvia vino acompañada por las temperaturas altas que estábamos teniendo en estos días, baja humedad ambiente. Sucedió el fenómeno de granizo en Santa Rosa, Villa San Roque y La Aguadita. Son zonas productivas de olivo, vid y hortalizas o huertas familiares. Hemos realizado una inspección ocular y observamos granos partidos, aceitunas golpeadas, fruta en el suelo, pero no podemos estimar un porcentaje de daño porque teóricamente se deja pasar unas 72 horas porque en ese tiempo se produce la necrosidad, y al deshidratarse el fruto podemos saber cuál es el impacto, más la cantidad de fruta en el suelo y así se pueden estimar porcentajes de los daños», señaló.
Oviedo sostuvo que el fruto que se partió y que no vuelve a cicatrizar, al supurar sustancias de azúcar entra en descomposición y crea condiciones ambientales donde se pueden desarrollar enfermedades fúngicas. «Toda la fruta que tiró o que rompió el granizo es producción perdida», lamentó. En este sentido sostuvo que ahora el camino es realizar tareas para evitar que lo que queda de producción se conserve, sobre todo en vid.
Artículo anteriorCronograma de pagos: jueves 12 de enero de 2017
Artículo siguienteOperativo de limpieza en la zona centro y los barrios aledaños