La Gobernadora Lucía Corpacci y el Alcalde de la Región de Atacama Miguel Vargas Correa, inauguraron este mediodía un altar para las vírgenes de la Candelaria y del Valle en la localidad de Maricunga de la República de Chile.

Lucía definió el flamante espacio como “una obra preciosa enclavada en un lugar de una magnificencia increíble… si esto se ve en otros lugares de Chile, en otros lugares de Argentina… la verdad que hay gente que no se imagina lo bello que es”.
Destacó el significado religioso de la obra, y valoró su inauguración porque “poco a poco nos vamos integrando, y en estos últimos años más que nunca”.
La jefa de Estao también se alegró por los avances en la ruta del lado chileno, luego de varias postergaciones en las que influyeron desastres naturales en la región, que obligaron a las autoridades trasandinas a postergar la tarea.
“Es un corredor turístico fantástico, y entender que tener un buen camino lo pone en valor me parece muy importante”, observó Lucía, para expresar finalmente que “siento que nos vamos hermanando día a día, como debe ser”.

La mandataria estuvo acompañada por los intendentes Sebastián Nóblega (Tinogasta) y Róxana Paulón (Fiambalá), y en representación del Obispado de Catamarca estuvo presente el cura párroco de Fiambalá, Carlos Robledo, el ministro de Educación Daniel Gutiérrez; el secretario de Seguridad, Marcos Denett; el secretario de Coordinación Regional, Horacio Jais; el director de YMAD, Ángel Mercado; la directora de Integración Regional, Verónica Saldaño; el Obispo de Copiapó, Celestino Bravo; .

Para este importante encuentro se llevó la Imagen Peregrina de la Virgen del Valle (Patrona del Turismo) y la Imagen de la Virgen de la Candelaria de la diócesis de Copiapo (Patrona de los mineros). También participaron autoridades del gobierno de Atacama.
El altar se encuentra ubicado en la localidad de Maricunga, distante a 100 kilómetros del límite fronterizo, del lado chileno, frente al salar que lleva el mismo nombre y se eleva a 4 mil metros sobre el nivel del Mar.
Cabe destacar las condiciones de la ruta del Paso de San Francisco, en donde diariamente pasan más de 600 turistas, solo falta pavimentar 46 kilómetros del lado chileno y el Intendente de Atacama adelantó que ya se licitó la obra: “los trabajos comenzarán a fin de este mes, sabemos que es imposible trabajar en invierno, por eso pensamos que para el primer semestre de enero estará listo para inaugurar”.
El Same, a cargo de Norberto Bazán, fue encargado de realizar asistencia médica a las personas que sufrieron los efectos de la altura: con dos médicos y un enfermero asistieron a más de una decena de personas con un trabajo impecable. Como así también se destacó el trabajo de Aduana y Migraciones en el paso Fronterizo.

Artículo anteriorJoven tinogasteño falleció tras un fatal accidente
Artículo siguienteComisión de la Virgen de la Candelaria con el Intendente Nóblega