El juez en lo comercial Horacio Francisco Robledo declaró la quiebra de la empresa Radio Emisora Cultural, titular de la licencia de Radio Rivadavia, por una deuda de $1,7 millón con SADAIC.

El magistrado hizo lugar al pedido de la Sociedad de Autores SADAIC que venía reclamando esa suma al considerar que la oferta realizada por los actuales empresarios resultaba «poco seria». De esta forma, la empresa todavía en cabeza de Luis Cetrá y parte de su familia fue intervenida por un síndico y desapoderada de sus bienes, incluida la mítica emisora.

«Me siento estafado. Hace quince meses compré la marca de la Radio y realizamos una inversión millonaria, contratamos figuras, conseguimos cinco nominaciones para el Martín Fierro y, esencialmente, pagamos los sueldos puntualmente a todos los empleados», afirmó en diálogo con Infobae Guillero Whpei, quien junto con su hermano Fernando eran la cabeza visible del nuevo emprendimiento y habían promovido la contratación de figuras del medio como Germán Pavlosky, Oscar González Oro y el «Rifle» Varela.

Whpei agregó que  el juez Robledo consideró que al no haberse satisfecho uno de los créditos reclamados correspondía decretar la quiebra, agregando que la licencia permanecía en cabeza de los Cetrá y no había sido transferida. «Intentamos regularizar el traspaso pero el ENACOM lo dio por concluido», agregó el empresario.

FuenteInfobae
Artículo anterior¿Visitaste la Ruta del Adobe?
Artículo siguiente¿Por qué correr mejora tu salud?