Los siniestros viales se cobraron otra víctima fatal, esta vez en el interior provincial, donde un empleado municipal falleció luego de derrapar con su motocicleta Honda Bross 150 cc. en la  ruta nacional Nº 60, a la altura del Paraje Guanchín, a unos 17 kilómetros antes de llegar a la localidad de Fiambalá (Tinogasta).

El hecho, según fuentes policiales, sucedió alrededor de las 17.30, donde ocasionales transeúntes habrían observado el cuerpo sin vida de Gerardo Adalberto Araya (63), quien por razones que se desconocen habría perdido el control de su rodado, por lo que terminó cayendo pesadamente a la cinta asfáltica.

Al lugar acudió el personal policial de la Comisaría de Fiambalá, que junto a los facultativos del hospital zonal constataron el deceso del sexagenario.

Según informó a radio Valle Viejo un corresponsal del interior, la víctima era un reconocido comerciante de la zona, además de ser empleado de la Municipalidad.

La fiscalía de la Quinta Circunscripción tomó intervención en el siniestro, ya que al cierre de edición se investigaban las causales del hecho.

Una versión que circuló indicaba que Araya podría haberse descompuesto antes de caer del rodado, ya que el cuerpo sin vida fue encontrado por una pareja que pasaba por el lugar en un automóvil, una vez que el siniestro ya había ocurrido.

Finalmente, personal de Defensa Civil colaboró en el traslado del cuerpo hacia la morgue de Fiambalá.