Los precios de los cigarrillos de Massalin Particulares subirán desde hoy un 5% en promedio “para afrontar la suba de sus costos”, informó la empresa.

Entre las principales marcas que la firma comercializa se encuentran Marlboro, que costará $58 en su versión KS y $59 en su versión box; y Philip Morris, que subirá a $55 el paquete y $56 la caja. Por su parte, Chesterfield pasará a valer $46 y $48 en sus versiones, al tiempo que otras marcas como Benson & Hedges, Parliament y Virginia Slims tendrán un costo de $64.

Massalin Particulares subrayó que “el sector tabacalero soporta en la Argentina una alta presión fiscal, que se ubica entre las más elevadas a nivel mundial, situación que se mantuvo con la última y reciente reforma fiscal”.

“Es importante recordar a los puntos de comercialización de todo el país que, según la Resolución N°110/1991 del Ministerio de Economía de la Nación, está prohibido modificar los precios de venta al público de los cigarrillos publicados por las empresas tabacaleras”, apuntó. Además, resaltó: “Massalin Particulares desea recordar a los consumidores que pueden acceder de manera permanente a la lista oficial de precios al público de los cigarrillos ingresando al sitio web de AFIP”.

Empresarios de la industria del tabaco habían advertido en noviembre que la reforma impositiva impulsada por el Gobierno iba a incrementar la carga tributaria sobre el sector, en un momento en el que la producción registraba una fuerte caída.

La ley estipula un impuesto interno a los cigarrillos de 70% con un mínimo de $28 por atado. En octubre, los precios de los productos de la tabacalera Massalin Particulares habían subido un 4% en promedio.