En el marco de la devolución paulatina del 15% que la Nación retenía de la coparticipación de las provincias para el financiamiento de las Administración Nacional de Seguridad Social, en los próximos diez días se hará efectiva una transferencia de más de $19.500 millones correspondientes al crédito que tomaron los Estados provinciales. En total, a Catamarca le corresponderán poco más de $614 millones y el 25% se coparticipará a los municipios: por ley provincial, todo irá a financiar obra pública y proyectos de infraestructura.

Según indicaron medios nacionales, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES transferirá $19.562,55 millones a las 21 provincias que no iniciaron juicio por la devolución del 15% que se les retenía desde 1992. Es decir, al reparto ingresarán todas menos San Luis y Santa Fe, cuyos juicios no están resueltos todavía, ni Córdoba que espera por el bono luego de transferir su caja previsional. El dinero estaría disponible entre mañana y el próximo miércoles 31.

Se trata de una transferencia automática equivalente a la tercera cuota del préstamo que se comenzará a pagar en 2020 (las dos primeras corresponden a 2016 y 2017). Las provincias, además, recibirán el 9% de los fondos coparticipables que se transferirán durante el año.

En el reparto, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma serán las más beneficiadas, mientras que las de la Patagonia las más relegadas. Así, Buenos Aires recibirá $4.905 millones, mientras que la CABA $1.475,46 millones. En orden y en millones de pesos, siguen Chaco ($1.114,37), Entre Ríos ($1.090,65), Tucumán ($1.063,07), Mendoza ($931,88), Santiago del Estero ($923,17), Salta ($855,86), Corrientes ($830,7), Formosa ($813,27), San Juan ($754,68), Misiones ($738,25), Jujuy ($634,64), Catamarca ($614,77), Río Negro ($563,47), La Rioja ($462,3), La Pampa ($419,71), Neuquén ($388,15), Chubut ($353,28), Santa Cruz ($353,28) y Tierra del Fuego ($275,91).
Este crédito es parte del convenio que se firmó en Córdoba en mayo de 2016, en el que los gobernadores y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, acordaron la devolución escalonada del 15% de la coparticipación: una parte se transfiere en efectivo y otra, en préstamos que se devolverán semestralmente desde 2020. En 2016 se entregaron en efectivo tres de los 15 puntos de coparticipación que la Nación debía devolver a las provincias, más un préstamo del Fondo de Garantías por el 6%. Este año la transferencia es de 9 puntos en efectivo y un préstamo por 3 puntos; y para 2019 se pagará en efectivo el 12% para que desde 2020 se transfiera la totalidad del 15%.

San Luis, Santa Fe y Córdoba
A estas provincias no se les envía el crédito, ya que el 15% no se les descuenta por resoluciones de la Corte de Justicia. Sin embargo, cada caso es particular. Santa Fe busca llegar a un acuerdo respecto del monto y la forma de devolución de esta deuda, apremiada por el plazo fijado por la ley de Responsabilidad Fiscal, que concluye el 31 de marzo. Por su parte, San Luis espera un fallo de la Corte para definir la tasa de actualización de la deuda.

Córdoba tiene tiempo hasta junio para emitir el bono a 11 años que genere servicios de $5.000 millones este año y $12.000 millones desde 2019, a distribuir según el régimen de coparticipación. Esto atento a que firmó el acuerdo de pago por transferir su caja de jubilaciones a la órbita nacional.

En Catamarca
A fines de julio de 2016, la Legislatura sancionó la ley N°5.477, por la que se autorizó la toma del crédito del Fondo de Garantías y se fijó el uso específico de ese dinero. El 25% estará destinado a los municipios, según sus índices de coparticipación, y se deberá utilizar para la ejecución de proyectos y/o programas económicos y/o de inversión pública, infraestructura y gastos de capital con las limitaciones establecidas por el Artículo 111° de la Constitución de la Provincia, que prohíbe la toma de créditos para cubrir gastos ordinarios.

Con esta ley, los municipios que soliciten el crédito deberán informar al Ejecutivo provincial el destino de los fondos. Se estima que en esta oportunidad les corresponderá a los 36 poco más 153 millones, según sus porcentajes del índice de coparticipación.

Para acceder a este crédito, los municipios debieron pedir autorización a sus Concejos Deliberantes, y en el caso de aquellos que no tienen lo hicieron mediante un decreto de adhesión a los términos de esta ley, que fue oportunamente refrendado por la Subsecretaría de Asuntos Municipales.