Días pasados finalizó el retiro espiritual, organizado por el grupo El Camino, de la provincia de Buenos Aires, en la localidad de Fiambalá, Tinogasta.

La convocatoria reunió a unos 85 adolescentes y jóvenes provenientes de la localidad anfitriona, Medanitos, Tatón, Palo Blanco y Saujil, comunidades pertenecientes a la jurisdicción de la parroquia Nuestra Señora de Fátima.

El mismo se desarrolló durante cuatro días en la escuela Nº 128 del barrio Entre Ríos. Las actividades y dinámicas fueron guiadas por integrantes del grupo misionero que viene trabajando en esas comunidades del interior.

Son laicos, sacerdotes, seminaristas y una religiosa quienes realizan esta tarea evangelizadora desde hace unos diez años.

En los últimos cuatro se dedicaron especialmente a los jóvenes, brindándoles una propuesta enriquecedora para sus vidas.

Artículo anteriorRecorrido tras intensa lluvia
Artículo siguienteReunion con el Ministro de Producción de La Provincia