Las lluvias están dejando serias secuelas con el correr de las horas, es lo que por estas horas ocurre en la localidad de Tatón a raíz de las fuertes crecidas donde el río Tatón y el cauce del río La Banda desbordaron sobre la principal calle de ingreso dejando una gran acumulación de lodo incluídas piedras de gran porte. Hasta el lugar llegó personal de la municipalidad de Fiambalá y constataron lo sucedido mientras la intendente Roxana Paulón encabeza el Comite de Emergencia.

Durante el día miércoles la intendente mantuvo una reunion con el jefe de la subdelegación de vialidad Carlos Romero y ambos ordenaron la inmediata intervención con maquinaria víal para comenzar con los trabajos necesarios. Paulón aclaro “desde vialidad observo la inmediata intervención pero también es cierto que los cauces aún llevan mucha agua y debemos esperar baje el caudal para iniciar los trabajos necesarios. Mientras desde desarrollo social y la dirección de comunas estamos asistiendo con bolsones y agua mineral para las familias que están impedidas de movilizarse por la acumulación de lodo fruto de las fuertes crecidas” señaló la intendente.

La preocupación de la jefa comunal y demás autoridades es porque según se observa continúa lloviendo lo que hace pensar en nuevos aumentos de caudal. La toma de agua que luego se potabiliza para consumo humano está fuera de servicio hasta tanto baje la crecida del río Tatón. El gran caudal de agua golpeó en distintos sectores y puso en riesgo fincas y viviendas que están muy próximas a las márgenes del río.

Artículo anteriorAvanza la repavimentación de la ruta a Termas de Fiambalá
Artículo siguiente6ta Fecha de Ciclismo de ruta, premio Vendimia 2018