Una fuerte lluvia con granizo azotó a la localidad de Fiambalá durante la pasada noche del viernes. Un fenómenos pocas veces visto en Fiambalá se inició pasadas las 23 donde la inusual caída de agua convirtió a las calles de la localidad en verdaderos ríos.

Una vez iniciada la lluvia siguió un fuerte granizo acompañado por ráfagas de viento.
El fenómenos no cesaba y los problemas no demoraron en aparecer. Familias evacuadas, casas inundadas y el barrio más afectado es el barrio Retiro donde a las tres de la mañana maquinas municipales trabajaban tratando de hacer defensas y así evitar el ingreso de agua en los domicilios ya inundados.

Un fuerte operativo conformado por municipio junto a defensa civil y bomberos voluntarios trabajan para llevar solución a un verdadero desastre natural.

A medida que corren las horas se van conociendo los daños ocasionados por la fuerte lluvia que afectó a la localidad.

Los barrios bajos como El Retiro y parte de Plaza de San Pedro son los más afectados.
El municipio junto a bomberos voluntarios, defensa Civil y demás organismos trabajan para ayudar a familias que lo perdieron todo.

Mientras el municipio continúa trabajando con asistencia a los damnificados por la lluvia y el granizo desde la secretaría de obras públicas se prepara el operativo para recuperar las calles que quedaron intransitables.

Otro de los inconvenientes se da en el norte de Fiambalá donde desde anoche afecta un corte de energía a raíz de un rato que habría dañado la línea que lleva corriente a las localidades de Medanitos, Palo Blanco y pueblos de la herradura.