En una nota elevada al gerente regional de la Administración Nacional de Seguridad Social, Fernando Corrales Ávila, el intendente de Tinogasta pidió por la reapertura del punto de atención que había en el departamento. Sebastián Nóblega (FJV) apeló a la sensibilidad del funcionario nacional y solicitó que se contemple la situación de los empleados que trabajan allí. Insistió en que cerrar la oficina implica un retroceso para la ANSES.

Nóblega, que antes de llegar a la intendencia fue titular de la UDAI Catamarca, expresó que el punto de atención de ANSES en Tinogasta representaba “la posibilidad de evitarle a la gente tener que asumir los costos de un viaje de 300 kilómetros para simplemente evacuar una duda”. Además, consideró que cerrar esa delegación es “profundizar las asimetrías con una visión centralista y aislar a las personas por su ubicación territorial”.

En el mismo sentido, recordó que en Tinogasta se atendían más de 100 consultas diarias de pobladores no solo de la cabecera departamental, sino también de Tatón, Río Grande, Palo Blanco, Fiambalá, Anillaco, El Puesto, La Puntilla, Copacabana, Salado, Pueblito, entre otros distritos.

El intendente insistió en que el cierre de esta oficina implica un retroceso para la ANSES y recordó que la oficina se abrió con la intención de acercar las prestaciones “a la gente que más lo necesita”, y consideró que esta situación generaba mucha tristeza.

En el punto de atención de la ANSES Tinogasta prestaba servicios una de las cuatro empleadas despedidas de la ANSES Catamarca, Lorena Baldivies, que trabaja junto con otro empleado de apellido Carrizo, que no dependía de la ANSES.

Tras conocer la novedad, Baldivies había expresado su malestar en las redes sociales, donde relató que en más de una oportunidad había sorteado distintas trabas que le ponían para funcionar en Tinogasta. Sin embargo, agradeció la solidaridad de sus compañeros de la UDAI por haberla apoyado.

Cuestión política
En una reunión que los trabajadores de ANSES tuvieron la semana pasada con el titular de la UDAI, Fernando Capdevila, y el de la Regional, Fernando Corrales Ávila, fue este último quien les explicó que la oficina de Tinogasta se cerraría. En un audio que circuló de esa reunión, el funcionario explicó que la oficina de ese departamento había sido abierta por cuestiones políticas y que ninguno de los empleados que allí trabajan respondían directamente ni a la UDAI ni a la Regional.

Conflicto
Si bien la UDAI retomó la actividad y se atiende al público con normalidad, la semana pasada se mantuvieron durante cuatro días con medidas de fuerza y suspendiendo los turnos de atención tras conocerse el despido de cuatro trabajadores.

La protesta fue para pedir por la reincorporación de estos empleados, aunque pusieron especial énfasis en la situación de una empleada en particular que tiene una discapacidad y está a cargo de un hijo con la misma condición. Sin embargo, tras la aparición del diputado Hugo Ávila (FUC) en la última protesta, la situación entre las autoridades y los gremios se tensó y las conversaciones quedaron truncas.