Después de muchos años de resistencia, la legalización del aborto va camino de discutirse este año en el Congreso. El jefe de Gabinete, Marcos Peña , les indicó ayer a los jefes parlamentarios de Cambiemos que el Gobierno “no va a obstaculizar” la discusión del tema, primero en la lista de reclamos de la protesta que las organizaciones feministas convocaron para el 8 de marzo (8M).

La cuestión fue abordada en un encuentro que el jefe de los ministros mantuvo en la Casa Rosada con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó , y con las autoridades de las bancadas de Pro, la UCR y la Coalición Cívica. “Es un tema del Parlamento”, definió Peña, en lo que fue interpretado como una “libertad de acción” por parte de algunos de los legisladores presentes.