Los trabajos se realizan en el antiguo edificio abandonado hace más de 20 años.
El refugio contará con tres habitaciones, cocina comedor,  lavadero, sala para profesionales, patio interno al aire libre con juegos para niños. En el lugar donde se ejecuta la obra se realiza la colocación de las aberturas, instalación de cañerías en los sanitarios, cocina y conexión a la red cloacal. Meses atrás, se concluyó con la reparación total del techo.
Desde la comuna explicaron: “El proyecto busca que se cumpla un fin fundamental para muchas mujeres y sus hijos que sufren violencia de género, maltrato y hasta abandono de sus parejas. Este refugio transitorio será un hogar que las contendrá junto a sus pequeños, además de protegerlas del hombre violento, acompañadas de un equipo de apoyo psicológico y social, hasta tanto la Justicia resuelva cada caso particular”.

Artículo anteriorTemblor de 5.0 al sur de Tinogasta
Artículo siguienteEl fútbol femenino de Tinogasta clasificó