El diario “elintransigente” transcribe:

La crisis sanitaria que atraviesa la provincia obliga al personal del hospital a aprovechar cualquier evento con el objeto  de suplir las carenciasexistentes, al punto tal que los profesionales terminan vendiendo choripán con el objeto de poder comprar, por ejemplo, cubiertas para la ambulancia. Un dato muy importante: el hospital de Tinogasta tiene el mismo Presupuesto desde 2012. Imposible que pueda funcionar bien así, el sacrificio extra del personal sanitario es una muleta que ayuda a caminar al nosocomio tinogasteño.

Pretenciosos, quieren “todo”

Entonces, en Tinogasta, médicos y enfermeros participaron de  la última edición de la Fiesta de la Vendimia con un rancho con el objetivo de poder reunir recursos para comprar insumos para el hospital. Hablamos de una comuna con muchas falencias en lo sanitario. Por caso, y más alá del circo que armaron, el Mamógrafo jamás funcionó, (incluso fue la Gobernadora a inaugurarlo). Tinogasta es el mundo al revés. Hay gastroenterólogo pero no se cuenta con un aparato para hacer endoscopias.  La secadora automática que mandó el Ministerio de Salud no anda. Si bien el nosocomio cuenta con un equipo de Ecografía, no hay médico ecografista (los pacientes van a la parte privada y el hospital o cooperadora paga el estudio entre 500 y 800 pesos). La cocina industrial es muy vieja data del año 1982, igual que la Lavadora y la Secadora, etc, etc, etc.

Carne picada, chorizos, plata en efectivo

Volviendo al beneficio en cuestión (se realizan todo el tiempo), los profesionales de la salud pusieron carne picada para las empanadas, y realizaron aportes en efectivo. Los médicos tuvieron que vender entradas, empanadas y choripán con la clara intención de substituir como se pueda y cumplir con los pacientes que llegan al nosocomio tinogasteño. Se llama vocación de servicio por un lado, pero por otro, es ausencia del Estado. En el transparente pegado en el hospital donde constan los Gastos (ver imagen) expusieron que se invirtió en Carga de Gas, y aclaran que se gastó en combustible, cubiertas, lámparas y batería para ambulancia, entre otras necesidades como sillas por ejemplo.  En el evento participaron enfermeras e incluso vecinos solidarios que entienden la problemática o sufrieron la falta de insumos.

Malas políticas: La salud pública en decadencia, la salud privada crece 

Para José “Tato” Traverso, de ATE Salud, es un problema político que se arrastra hace décadas. “En las campañas políticas dicen que apuestan a Salud, Seguridad y Educación como los ejes pero en esas supuestas prioridades es en lo que más falla el sistema. Salud, Educación y Seguridad pública es concebida por nuestros políticos como un gasto, la Salud, Educación y Seguridad pública no le generan dinero, pero curiosamente, sí crece la salud privada, la educación privada crece, e incluso la seguridad privada”.

No sorprende, en Pomán las enfermeras vendían empanadas para ayudar al hospital y el beneficio se promocionaba por la radio del Intendente, Francisco Gordillo (FJPV). Ni vergüenza tienen ya. En Saujil, la enfermera Herminia Santillán sufrió persecuciones con denuncias en la policía por intentar hablar sobre la realidad del hospital con las autoridades de la cartera sanitaria que conduce Ramón Figueroa Castellanos. ATSA de Leonardo Burgos abandonó a la enfermera a su suerte y la delegada renunció al gremio. En Belén comenzaron con marchas a la noche para concientizar sobre la realidad sanitaria del departamento. En Andagalá la administración no es transparente, en Tapso se persigue políticamente al personal. Sobran los ejemplos para citar.

Vergonzoso: Departamentos “mineros”, sin insumos en los hospitales

Finalmente decir que Tinogasta es un departamento minero. Curiosamente el que propuso que el personal sanitario participara con un rancho en el Festival de la Vendimia para recaudar fondos para el hospital es el mismísimo intendente Sebastián Nóblega. De hecho el jefe comunal viajó con la comitiva oficial a la ciudad de Toronto (Canadá), a la “Prospectors & Developers Association of Canadá (PDAC) 2018” a promocionar Tinogasta como un departamento de gran reserva minera. Ojo, no mezclemos. Pero, lo cierto es que, afuera nos vendemos como los “mejores”, pero, puertas adentro  no tenemos ni gasas en los hospitales. Catamarca incorregible.

Por Juan Carlos Andrada 

Especial para El Intransigente (la verdad debe contarse entera… siempre)