El Ministerio de Salud de la provincia informa a la población que no se registraron casos de sarampión en el país. Sin embargo, desde el Ministerio de Salud de la Nación se emitió una alerta a la población ante la circulación del virus en países de América Latina y el mundo.

El objetivo del comunicado de alerta del Ministerio de Salud de Nación es informar sobre la situación, difundir las recomendaciones para la población local y los viajeros. Es importante que se intensifique la vigilancia epidemiológica de la Enfermedad Febril Exantemática, así como verificar los circuitos y protocolos para la notificación oportuna y la implementación inmediata de acciones de control ante la detección de casos sospechosos.

Desde el Ministerio se recomienda a los viajeros verificar el esquema de vacunación completo para la edad según Calendario Nacional de Vacunación; en el caso de no contar con las 2 dosis recomendadas, la vacuna debe ser aplicada mínimo 15 días antes del viaje.

Los niños de 6 a 11 meses que viajen a áreas de circulación viral activa deben recibir una dosis de vacuna triple viral. Esta dosis no debe ser tenida en cuenta como esquema de vacunación. Se administrarán las dosis correspondientes al Calendario Nacional de Vacunación al año de vida y al ingreso escolar.

Es importante que la población conozca que el contagio de esta enfermedad es de persona a persona. Las secreciones nasales son esparcidas a través del estornudo o al hablar.

En caso de verificar la aparición de fiebre y erupción cutánea durante el viaje o dentro de las tres semanas del regreso, consultar inmediatamente al médico informando el antecedente de viaje. No concurrir a lugares públicos hasta obtener el alta médica.

El sarampión es enfermedad viral aguda, potencialmente grave, transmisible y extremadamente contagiosa. Las manifestaciones clínicas son: fiebre, conjuntivitis, coriza, tos (triple catarro), enantema típico (manchas de Koplik) pero que no está presente en todos los casos, y erupción generalizada centrífuga con espacios de piel sana (exantema morbiliforme) que comienza en la cara y luego desciende al tronco y miembros. Las complicaciones pueden ser por el mismo virus o por una sobreinfección bacteriana, e incluyen diarrea, otitis media, neumonía (es la causa más frecuente de muerte) y meningoencefalitis.