Cuando todo parecía que Lewis Hamilton se iba a llevar sin problemas la victoria en Australia, apareció Sebastián Vettel junto con toda la astucia del equipo Ferrari para ganarle la competencia en los boxes a la escudería Mercedes. Los hinchas del equipo italiano arrancaron el 2018 con una sonrisa.

Se ponía en marcha el Gran Premio de Australia con Hamilton en la posición de privilegio, seguido por Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel. El finlandés de Ferrari intentaba el sobrepaso hacia el líder peor no tenía éxito, mientras que Kevin Magnussen doblegaba a Max Verstappen y era cuarto.

Los tres primeros del pelotón tomaban una buena diferencia entre sí. La pelea estaba por la cuarta colocación entre el Haas de Magnussen y el Red Bull de Verstappen. En el sexto giro se producía el abandono del debutante con Williams Sergey Sirotkin por problemas en los frenos. Además, también desertaba el Sauber de Marcus Ericsson.

Giros después, hacia un trompo en la salida de la primera curva y perdía muchas posiciones. El que comenzaba a atacar a Romain Grosjean, por la quinta colocación, era Daniel Ricciardo. El tercer abandono de la competencia llegaba de la mano de Pier Gasly y su Toro Rosso por inconvenientes en el motor.

El primero de los líderes en parar en boxes era Raikkonen en la vuelta 19, mientras que momentos después ingresaba Hamilton quien calzaba neumáticos blandos, ambos seguían sin problemas en carrera y Vettel era el nuevo puntero. Otro de los que pasaba por los pits era Verstappen, que regresaba a pista 14°.

Increíblemente entre los giros 22 y 24 debían abandonar los pilotos de Haas por problemas en el motor luego del buen trabajo que habían hecho en la primera parte de la carrera y había Virtual Safety Car. Mientras que Vettel también iba a los boxes para cambiar neumáticos y regresaba a la pista como líder en una excelente decisión que tomó el equipo. Como no podían retirar el auto de Grosjean, ingresaba el Safety Car.

En la vuelta 32 se reiniciaba la competencia con Vettel al frente del pelotón, seguido por Hamilton, Raikkonen, Ricciardo y Fernando Alonso. La pelea por la primera posición estaba al rojo vivo a falta de más de 20 vueltas para la bandera a cuadros. Además, también había un duelo cerrado entre Raikkonen y Ricciardo por el último escalón del podio.

En los giros finales reinaba la preocupación en Ferrari, ya que le avisaban a Vettel que tenía un calentamiento anormal en su unidad de potencia. En su misión por acercarse al líder, Hamilton se pasaba un poco de largo en el frenaje y perdía tiempo valioso. Raikkonen, Ricciardo y Alonso completaban los mejores cinco.

Finalmente fue victoria para Vettel, seguido por Hamilton, Raikkonen, Ricciardo y Fernando Alonso. Completaron los diez Verstappen, Nico Hulkenberg, Valtteri Bottas, Stoffel Vandoorne y Carlos Sainz Jr.​

La próxima fecha de la Fórmula 1 será el 8 de abril en el Gran Premio de Bahréin.​