Los resultados del Operativo de Evaluación Nacional denominado “Aprender” del año pasado dejaron varias lecturas. Si bien por un lado hubo mejoras en los resultados en Lengua y Matemática en los estudiantes del último año del nivel secundario, la comparación con el nivel presentado por los alumnos de todo el país arrojó que Catamarca sigue estando entre los distritos con menor rendimiento.

En el “Aprender” hay cuatro niveles estandarizados: por debajo del nivel básico, básico, satisfactorio y avanzado. Tomando en cuenta el porcentaje de estudiantes que está por debajo del nivel básico en el área de Lengua y de Matemática, solo 3 provincias tienen peores resultados que Catamarca: Chaco, Formosa y Santiago del Estero.

En Lengua, Catamarca tiene un 26,4% de alumnos por debajo del nivel básico mientras que Chaco (32,3%), Formosa (30%) y Santiago del Estero (29,2%). En tanto que en Matemática, sucede lo mismo teniendo en cuenta el mismo nivel en el que se encuentran el 54,9% de los estudiantes catamarqueños, solo están en peores condiciones Chaco (63,5%), Formosa (60%), Santiago del Estero (56,5%). A nivel regional Catamarca se ubica en el penúltimo lugar, solo superado por Santiago del Estero.

Si se lo compara con los resultados del Operativo Aprender 2016, se podría decir que Catamarca escaló lugares aunque sigue estando entre los peores del país. Hace 2 años las peores provincias eran las mismas. Chaco era la peor en ambas asignaturas y Catamarca estaba penúltima en Lengua y antepenúltima en Matemática.

En esa línea de resultados, son muy pocos los estudiantes que llegan al nivel avanzado. En Catamarca el 8,7% tiene ese nivel en Lengua y un 0,9% en Matemática. Cifras inferiores solo las tienen Chaco, Formosa y Santiago del Estero.

En el otro extremo, los distritos con mejores resultados y por lo tanto con una mayor cantidad de estudiantes del secundario que llegan a un nivel avanzado en Lengua se ubican la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (29,6%); Córdoba (22%) y Chubut (18,9%). En Matemática, los mejores son la CABA (11,4%); Córdoba (6,2%) y Buenos Aires (4,3%).

Otros temas

Una de las cuestiones llamativas de la prueba es que 8 de cada 10 estudiantes de Catamarca manifiesta que hay temas o actividades que la escuela debería abordar/enseñar y no lo hace. Entre los temas que piden los alumnos que se enseñe está como principal la educación sexual, seguido por la violencia de género u otro tipo de violencia y el uso de nuevas tecnologías.

Además, como un aspecto positivo a resaltar es que un 89% afirma que desea continuar estudiando, aunque de ese grupo un 30% planea trabajar y estudiar al mismo tiempo.

Clima escolar: bullying, violencia y discriminación

Otro de los puntos que indagó el “Aprender” fue el clima que se vive dentro de las instituciones. Consultaron a los estudiantes sobre situaciones de bullying, discriminación y otro tipo de violencia. En esa línea, 6 de cada 10 alumnos aseguraron haber visto a estudiantes que discriminan por alguna característica personal o familiar (religión, orientación sexual, nacionalidad, etnia o características físicas) a sus pares. Dentro de ese grupo el 30% asegura que eso se ve siempre o muchas veces. Cifras similares se dan entre los que aseguran haber visto que sus pares insulten, golpeen o agredan a otros compañeros.

Uno de los datos preocupantes y a los cuales se apuntó en reiteradas ocasiones por parte de las autoridades de la provincia es el vandalismo en la infraestructura pública. Allí 8 de cada 10 estudiantes vio que alguno de sus pares dañó la infraestructura de la escuela.

Ante estas situaciones de violencia escolar, el 90% de los directivos asegura que se trabaja con acuerdos de convivencia en el que participan estudiantes y profesores. Un 88% de las veces se convoca también a las familias para pensar soluciones en conjunto. La opción de la intervención de un gabinete psicopedagógico para trabajar el tema solo un 32% de los directivos lo considera.

Además el 85% de las instituciones no tiene herramientas para afrontar situaciones de acoso u hostigamientos a través de redes sociales o medios digitales.

También los directivos participaron de la evaluación, aunque a ellos se les hizo otras consultas. Una de ellas tenía que ver con el ausentismo de los estudiantes. Más de la mitad de los directores (un 56%) consideró que el ausentismo representa un problema en la escuela y que la principal causa es la falta de interés.