En el Ministerio de Hacienda hubo reunión esta tarde entre autoridades y los gremios UPCN y ATE por separado, donde el Gobierno ofreció un 17.5% de incremento salarial (alrededor de 2400 pesos para las categorías más bajas).

Este aumento sería escalonado en dos partes, la primera (10%) a pagarse desde mayo y la segunda (7,5%) desde el mes de agosto.

La propuesta fue rechazada por ambos gremios, quienes consideraron insuficiente el monto. Desde UPCN señalaron que insistirán con un 25%, mientras que ATE exige una suma fija de 4.000 pesos

La oferta del gobierno contempla una cláusula gatillo para septiembre, dependiendo de la inflación registrada. La semana que viene, las partes volverán a reunirse.