A partir de las 6 de este miércoles, YPF aumentó en promedio un 3% los combustibles. Así, se sumó al resto de las petroleras, que habían aplicado incrementos la semana pasada.

Sin embargo, la petrolera estatal decidió quedar un escalón más abajo que el resto, que había subido un 4,5%.

En la Ciudad de Buenos Aires, la nafta premium ya llega a $ 29,28 (la dejaron apenas por debajo de los $ 30 que ya se ven en otras marcas), mientras que la súper está a $ 25,24. En tanto, el diésel súper se ubica en $ 22,50, mientras que el más caro cotiza a $ 25,70.

YPF concentra el 56% del mercado de naftas ( y el 62,2% en el segmento de nafta premium).

La semana pasada, las que picaron en punta fueron Shell y Axion.Subieron un 4,5% las naftas y un 6% el gasoil. También Pampa Energía, que opera la red de estaciones que llevan la marca Petrobras, incrementó el precio en sus surtidores.

Con este nuevo aumento, el tercero en lo que va del año, la nafta premium superó la barrera de los $30 el litro.

La nafta súper de la anglo holandesa Shell está a $ 25,79 y la V Power o premium, a $ 30,27.

En el caso de los productos diésel de Shell los nuevos precios de referencia pasaron de $ 21,80 a $ 23,11 para la Fórmula Diesel y de $ 25,79 a $ 27,34 el V Power Diesel.

Por su parte, Axion, la petrolera de la familia Bulgheroni, British Petroleum y la petrolera china CNOOC, aplicó un incremento promedio del 5%.

El litro de nafta súper de Axion en la Ciudad de Buenos Aires, pasó a costar $ 25,43, mientras que la premium aumentó 4,9%: el litro pasó de $ 28,59 a $ 29,99. En tanto, el gasoil premium subió 6,5% y pasó de $ 25,37 a $ 27,01.