El billete de $2 continuará vigente como moneda de curso legal hasta el 30 de abril, por una prorroga que decidió el Banco Central de la República Argentina.

Este billete debe ser aceptado por todos los comercios hasta la mencionada fecha, mientras que los bancos podrán hacerlo hasta el 30 de mayo.

Cabe recordar que la fecha límite, para la vigencia de este billete, fue establecida primero por la entidad bancaria nacional hasta el 27 de este mes, tanto para comercios como para el resto de los bancos.

Sin embargo, antes que se modifique, la fecha de vencimiento de esta moneda, muchos comercios del centro y de las periferias   no aceptaban el billete en el pago de los productos que se pretendía comprar.

En este sentido, Matías Olmos, a cargo de la dirección de Defensa al Consumidor, manifestó que los comercios deben recibir como forma de pago los billetes de $2, ya que todavía siguen vigentes. Además, dijo que todos aquellos consumidores a los que no se les haya permitido pagar con un billete de esta denominación pueden realizar la denuncia correspondiente en esa dirección.

“Nosotros no hemos tenido ningún reclamo en Defensa al Consumidor, pero estamos atentos a que cualquier persona que no les reciban el billete, puedan hacer el reclamo, porque estamos en la órbita de la Ley 2440”, aclaró el funcionario.

Agregó que “si a un consumidor catamarqueño no se lo reciben (al billete de $2) pueden llegar hasta Defensa del Consumidor y hacer el reclamo, indicar cuál es el comercio que no le está recibiendo para que nosotros hagamos una constatación mediante los inspectores”.

El funcionario explicó que dentro de las legislaciones vigentes está previsto la aplicación de sanciones a quienes no las cumplan.

El empleado de un comercios céntricos, en el que ya no reciben los billetes en cuestión, consultado por El Ancasti, explicó que no los aceptan porque muchas personas que se acercan a comprar no los reciben en los vueltos y que tampoco eran recibidos por los proveedores que abastecen a este comercio con mercadería y gaseosas.

Desgaste
El billete de  $2 entró en circulación en el año 1992  y se estima que circulan más de 400 millones de pesos en este formato. Su alta circulación produjo el desgaste del papel, lo que motivó su reemplazo por las nuevas monedas.