El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, dejó en claro que la gestión de Cambiemos no dará marcha atrás con los incrementos en las facturas de los servicios públicos, a pesar de que sus socios políticos, la UCR y la Coalición Cívica, realizaron críticas a los incrementos en las facturas. Además, cargó contra el proyecto de congelar las tarifas de la ex presidenta y actual senadora por la Provincia de Buenos Aires, Cristina Fernández de Kirchner.

“Una cosa es la actitud demagógica e irresponsable de quienes quebraron el sistema económico y energético del país como la ex presidenta, y no nos sorprende que nos critiquen. Las discusiones que tenemos dentro de Cambiemos entran dentro de otro contexto de responsabilidad y de diálogo”, dijo Peña, consultado por la prensa luego de la reunión de gabinete encabezada por el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada.

Sobre los planteos de Carrió, expresados en un pedido de informes hacia el propio jefe de Gabinete, Peña afirmó: “Hay observaciones puntuales relacionadas con el control de las empresas, estamos abiertos y a disposición para abrir toda la información necesaria para trabajar en conjunto con el Congreso y lograr una mejor implementación, después de muchos años de destrucción de la matriz energética”.

Planteos en el Congreso
El incremento de las tarifas es, junto al aborto, uno de los temas centrales del Congreso Nacional. Tanto oficialistas como opositores analizan a su modo distintas formas de revertir el impacto del tarifazo en los servicios.

Una de las primeras oficialistas en plantear su malestar fue la diputada y máxima referente de la Colación Cívica, Elisa Carrió. En un proyecto de resolución buscará echar luz sobre “si existe un manual de normas y procedimientos, si los entes reguladores controlan que las empresas apliquen el cuadro tarifario en forma debida” y “si se han detectado errores de facturación” desde 2016. Además, la diputada nacional pidió datos sobre el plan de obras y detalles sobre qué incidencia tienen los subsidios sobre lo facturado”.

La actitud de Carrió fue más allá de lo planteado hasta ahora por la UCR, que hasta ayer aún no había definido una postura conjunta frente a apoyar o no la iniciativa. Los radicales habían planteado reunirse con los funcionarios para que den sus explicaciones, además de presentar una serie de medidas alternativas.

Anoche el jefe de Gabinete tenía previsto reunirse con los legisladores del interbloque de Cambiemos para analizar la situación. Posteriormente, el funcionario se iba a reunir con los referentes de la UCR, quienes le iban a presentar sus propuestas.

Sesión especial 
Por otra parte, en el Frente para la Victoria anunciaron que pedirán una sesión especial para tratar el tema.

La Cámara de Diputados tendrá hoy una jornada frenética a partir de las 11 cuando la oposición baje al recinto para tratar de aprobar un proyecto que congela las tarifas y el oficialismo intente impedirlo.

El bloque del Frente para la Victoria-PJ pidió una sesión especial para tratar una serie de proyectos, entre los cuales se destaca uno presentado por el jefe de esa bancada, Agustín Rossi, que plantea el congelamiento de las tarifas de servicios públicos y el regreso a los valores de mayo del año pasado.

A esa movida se sumaron el Frente Renovador y el Bloque Justicialista, quienes si bien presentarán a las 9:00 un proyecto propio distinto y más moderado, bajarán de todas maneras al recinto para dar quórum a la sesión especial pedida por el kirchnerismo y avanzar con la discusión del tema.