En un mes claramente afectado por la ebullición que adquirió la discusión en parte de la sociedad por el impacto del aumento de las tarifas en el primer cuatrimestre sobre los presupuestos de la familias , con el consecuente impacto sobre la aceleración de la tasa de inflación, se registró una violenta caída en el indicador de confianza de la población en el Gobierno nacional.

A esa conclusión llegó el resultado de la encuesta que hizo la Consultora Poliarquía para la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella correspondiente a abril de 2018, con un índice que se confecciona desde noviembre de 2001 en base a una escala de 0 a 5 puntos, a nivel nacional.

El valor del ICG en abril de 2018 fue de 2,07 puntos, equivalente a 41,4%, cayó 11% respecto de marzo (2,32 puntos, 46,4 por ciento).

Macri, algo por debajo del anterior piso de 2,24 puntos (44,8%) alcanzado en julio de 2017″, dio cuenta el informe privado.

 El valor del ICG en abril de 2018 fue de 2,07 puntos, equivalente a 41,4%, cayó 11% respecto de marzo (2,32 puntos, 46,4 por ciento)

Como indicador de referencia, la casa de altos estudios observó que  “el actual nivel de confianza en el gobierno supera por 0,27 puntos (0,54%) al valor observado en el último mes de la gestión de Cristina Kirchner, y es también superior tanto al ICG promedio del primer mandato de la ex presidenta (1,71, equivalente a 34,2%) como al de su segundo mandato (1,83, un 36,6 por ciento).

Baja gerenalizada de los suíndices

Y agrega el informe de la Escuela de Gobierno que “la evolución del ICG de abril quiebra la estabilidad alcanzada durante el bimestre febrero-marzo 2018”.

Según los académicos, “la significativa caída del índice refleja un contexto signado por la prominencia en la agenda de las subas de tarifas de servicios públicos, la percepción de qué la pauta de inflación prevista por el Gobierno ya no podrá alcanzarse, y la discusión acerca de conflictos de intereses y/o inversiones cuestionables de importantes funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional”.

Todos los subíndices del ICG han caído respecto al mes anterior y, al igual que con el índice general, en todos ellos se registran los valores más bajos de la administración de Mauricio Macri:

* Eficiencia en la administración del gasto público 1,69 puntos, equivalente a 37,8%, bajó 19 por ciento;

* Evaluación general del gobierno 1,63 puntos (32,6%), disminuyó 13 por ciento:

* Preocupación por el interés general 1,72 puntos (34,4%); se retrajo 9 por ciento;

* Honestidad de los funcionarios 2,77 puntos (55,4%), también retrocedió 9 por ciento;

* Capacidad para resolver problemas del país 2,52 puntos (50,4%), disminuyó 7% respecto al índice de marzo.

Expectativas para el corto plazo

Ahora, a partir de la iniciativa del Gobierno nacional de inducir a la reducción de la carga tributaria sobre las facturas de los servicios públicos de luz, gas y agua, de la cual la gobernadora María Eugenia Vidal picó en punta, y el cobro a partir de los sueldos de abril y mayo de la primera cuota de ajuste de salarios que muchos gremios acordaron en paritarias, es de esperar que el índice de confianza recupere parte de los puntos perdidos.

Sin embargo, para que eso se concrete será clave que la tasa de inflación vuelva rápidamente a desacelerarse y que la actividad económica no se resienta.

Fuente: Infobae