El comandante adjunto de la Guardia Revolucionaria de Irán, el general Hossein Salami ha advertido en una acto público en Teherán que “Israel no tiene a donde escapar”, ya que “todo Israel se encuentra al alcance” de las armas iraníes, informa The Jerusalem Post.

Paralelamente, el jefe del Ejército de Irán, el general mayor Abdolrahim Mousavi, ha lanzado este sábado otra amenaza contra Israel en otra ceremonia en Teheran, en la que afirmó que Irán no debería esperar un ataque de Israel.
“No está bien quedarse de brazos cruzados y esperar a que nuestros enemigos crucen la frontera para hacerles frente”, destacó el alto militar, agregando que si bien Israel “será destruido en 25 años” esto “no significa que los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica [de Irán] no tomen la iniciativa para atacar al enemigo”.

Las amenazas lanzadas por altos militares iraníes contra Israel corren en paralelo a las recientes declaraciones por parte del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que anunció el pasado viernes que “aquellos que amenacen la seguridad” de Israel “pagarán un alto precio”.

El cruce de amenazas se enmarca en la escalada de la tensión entre ambos países a raíz de los recientes ataques realizados por Israel contra una base aérea siria. La ofensiva ocurrida el 9 de abril causó la muerte de al menos siete asesores iraníes.
El ataque aéreo, del que Irán, Siria y Rusia culpan a Israel, alcanzó la base aérea Tiyas (T-4) perteneciente a la Fuerza Aérea Árabe Siria situada cerca de la ciudad de Homs. Israel no se ha atribuido la autoría del ataque.

Fuente: The Jerusalem Post