Jessica y Luciano, que iniciaron su historia de amor en Tinogasta, se convirtieron ayer en papás de cuatrillizos: Priscila, Eluney, Gianluca y Dilan, dos nenas y dos varones.

El parto estaba previsto para dentro de un mes, pero finalmente se adelantó.

Los nenes están en buen estado de salud, con los cuidados lógicos que deben tener los bebés prematuros.

Artículo anteriorReuniones con Caps
Artículo siguienteEl Gobierno propone eliminar por ley los impuestos de las tarifas