La diputada provincial y presidente del Partido Intransigente, Adriana Díaz, se expresó respecto de la conmemoración del Día internacional del trabajador, aseverando que “no hay nada qué festejar”. A la vez, advirtió sobre las cesantías ocurridas en organismos nacionales con delegación en la provincia.

La diputada Díaz, dijo: “No hay nada qué festejar en medio de un ajuste brutal; Macri dejó sin trabajo a cientos de miles de argentinos, devaluó para que ganen unos pocos y como consecuencia se perdió el poder adquisitivo del salario. A esto, hay que sumarle los tarifazos y aumentos en los combustibles, que incrementan la inflación”.

En el mismo sentido, advirtió: “Los catamarqueños debemos estar atentos, pues las cesantías que se produjeron en delegaciones de organismos públicos nacionales en nuestra provincia -tal el caso de la ANSES y la Subsecretaría de Agricultura familiar- son consecuencia de las políticas de achicamiento del Estado que promueve el gobierno nacional, y van a ir después por más”.

“Si el día de mañana, un proyecto político que tiene esas ideas, llega a ser gobierno en Catamarca es probable que los empleados públicos de la provincia tengan que sufrir lo que están padeciendo sus pares del ámbito nacional”, amplió Díaz.

Finalmente, remarcó: “Por estos días los trabajadores están padeciendo las consecuencias de la gran mentira de la revolución de la alegría de Cambiemos, ahora están luchando para defender las tantas conquistas que se creían firmes e inamovibles, por recuperar un derecho fundamental: el trabajo”.