No habrá foto con ningún dirigente gremial, como en sus primeros dos años de gestión. “Va a estar con trabajadores que mañana trabajen”, confirmaron en el entorno de Mauricio Macri en relación a la agenda presidencial de mañana, 1 de mayo.

El entorno del Presidente dijo que no habrá “nada” relacionado con actos respecto al Día del Trabajador.

En vísperas del Día del trabajador, y después de una de las semanas más complejas desde que asumió la Presidencia, Macri se mostrará mañana lejos del gremialismo: estará en alguno de los distritos del Conurbano bonaerense, lejos de los actos gremiales en los que estuvo en los anteriores 1 de mayo, aunque no trascendieron muchos más detalles.

El jefe de Estado volvió por estas horas de Chapadmalal, adonde había volado el viernes para pasar el fin de semana largo.

Es la cuarta vez que visitó el complejo presidencial a escasos kilómetros de Mar del Plata, ya una costumbre de su gestión.

Macri había cerrado el año pasado el congreso sindical de las 62 Organizaciones Peronistas, en el microestadio del club Ferrocarril Oeste, en el barrio porteño de Caballito. Un gesto a Gerónimo “Momo” Venegas, uno de los líderes sindicales más cercanos al oficialismo, fallecido unos meses después de ese acto.

En su primer año de mandato, el Presidente se había mostrado en el sindicato gastronómico, aunque sin la presencia de Luis Barrionuevo, flamante interventor del PJ: lo acompañó el secretario general de ese gremio, Dante Camaño.

La decisión de prescindir esta vez de la fotografía con el gremialismo se da en medio de la dispersión del sindicalismo, de las internas dentro de la coalición de gobierno y de los desatinos económicos con los que la Casa Rosada viene tropezando en estas últimas semanas.

El jefe de Estado estará antes y después de la recorrida de mañana en la quinta de Olivos. Es, hasta ahora, la única agenda pública del 1 de mayo.