El dólar se disparó a $22,98 para la venta en una jornada marcada por la tensión y pese a que el Banco Central aplicó otra importante suba a las tasas de referencia. Ya aumentó $2,20 en los últimos dos días y las operaciones a futuro pronostican un dólar rozando los $25.

La moneda norteamericana registró desde primera hora una pronunciada tendencia alcista, que la llevó a un nuevo máximo histórico tras marcar el mayor aumento desde la salida del cepo. Finalizó en $22,98, lo que representó una suba de $1,46 respecto del día anterior, en el que había subido $0,70. Sin embargo, en los mostradores del Banco Nación, la moneda estadounidense finalizó la jornada a $23,30; mientras que en algunas casas de cambio del microcentro porteño llegó a ser ofrecida hasta $23,50. De esta manera, se disparó de las proyecciones estipuladas en el Presupuesto 2018, que establecía un promedio de $19,30.

Ante esta escapada, el BCRA decidió volver a realizar una fuerte intervención, similar a la de la semana pasada, y elevó la tasa de interés de referencia unos 300 puntos básicos, al 33,25%, en un día fuera de cronograma tras una reunión de emergencia del equipo que conduce Federico Sturzenegger. Además, convalidó un retorno de las Lebac por encima del 40% para el plazo más corto.

El martes, el dólar minorista había cerrado a $21,52 para la venta, aunque el Banco Central había sacrificado U$S 504,5 millones para tratar de moderarlo. En lo que va de la semana corta, el peso se devaluó un 10% frente a la divisa norteamericana.

Por su parte, el dólar mayorista también cotizó en alza y avanzó $1,80 hasta los $23. El volumen negociado en el segmento de contado fue de U$S 969.403 millones, según indicaron algunos operadores. Además, estimaron que la corriente compradora fue impulsada por la volatilidad externa vinculada con las tasas en los Estados Unidos, pero consideraron que también hubo factores locales, como la vigencia de la retención del impuesto a las Ganancias para residentes en el exterior por el rendimiento financiero de operaciones con LEBACs y otras inversiones.

En tanto, aclararon que impactó en el humor de los inversores la polémica en torno a las tarifas y la tensión en el ámbito parlamentario en torno a esa cuestión. También consideraron que la escasa oferta de divisas por parte del sector agroexportador se sintió en la plaza financiera. En medio de la inquietud vivida en el mercado por la intensidad de la suba del dólar, algunos clientes de bancos tuvieron inconvenientes para ingresar a las plataformas virtuales que permiten hacer operaciones en línea.

En el Rofex, mercado del dólar futuro, se negociaron 570 millones de dólares, de los que más del 60% se operó en mayo a $23,81 y junio a $24,65. Por último, las reservas del BCRA disminuyeron este jueves U$S 146 millones hasta los U$S 56.144 millones.