El achicamiento de la estructura del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) abarcará la reducción del 8% de sus más de siete mil empleados hasta abril del año que viene.

Así se comprometió con el Ministerio de Modernización el organismo que dirige Juan Balbín, un ex CREA, que ha tomado con mucho énfasis su papel frente al INTA, según le confió a la agencia NA en su momento.