El dólar se negocia con leve tendencia alcista, que ya había manifestado en el tramo final de operaciones del miércoles. Fuentes de la plaza mayorista indicaron que el Banco Central volvió a ofertar USD 5.000 millones para cubrir la demanda e imponer un límite de precios en 25 pesos, aunque no se concretaron negocios a ese valor.

En bancos, el dólar al público se ofrece a un promedio de $24,90 para la venta y $23,88 para la compra, diez centavos por encima del cierre anterior.

La divisa mayorista sube también diez centavos, a $24,40, debajo del máximo histórico de 25 pesos que marcó esta semana, con la barrera impuesta por la entidad monetaria.

“La amplia diferencia entre el valor de compra y de venta de la moneda denota la inestabilidad imperante en el mercado”, explicaron agentes del mercado mayorista a Reuters.

Los operadores agregaron que el Central publicó en la apertura órdenes de venta disponibles por hasta USD 5.000 millones a 25 pesos, pero casi de inmediato quitó esa oferta de las pantallas electrónicas.

El presidente Mauricio Macri aseguró que la turbulencia financiera que llevó al derrumbe del peso local y a una fuerte alza de tasas en las últimas semanas está “superada”, aunque el país debe acelerar la reducción de su déficit fiscal.

En tanto, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, consideró superada la volatilidad cambiaria de las últimas semanas, y aseguró que ahora el foco volverá a estar en bajar la inflación. Además, indicó que la autoridad monetaria por ahora no convalidará un dólar superior a los 25 pesos.

“El mercado dijo que no estaba creyendo en la política monetaria”, admitió el economista, aunque desecho los temores por un posible “corralito” de los depósitos, al señalar que no hay peligro de descalce en el sistema financiero.

“Cuando el mercado dice que está dispuesto a tener un tipo de cambio más depreciado, está diciendo que no cree en nuestra política. Hemos escuchado ese mensaje”, afirmó.