El equipo de profesionales de la Coordinación de Ablación e Implantes de Catamarca (Caica), del ministerio de Salud de la provincia, realizó durante la mañana de hoy, una ablación múltiple de la que se logró extraer corazón, pulmón, riñones, hígado y córneas, del joven fallecido tras protagonizar un accidente de tránsito.

Según se supo, los riñones y las córneas serán destinados a pacientes catamarqueños mientras que el  resto de los órganos serán destinados a pacientes en lista de espera de emergencia nacional.

Los padres del joven de 19 años tomaron la noble decisión luego de que los médicos les informaran en el día de ayer de que su hijo tenía muerte cerebral.