A los 81 años, el padre Luis Farinello falleció este sábado en el Hospital de Quilmes, a donde ingresó a las 18:30 por una insuficiencia cardíaca grave.

El sacerdote católico había nacido en Villa Domínico el 8 de febrero de 1937, en el seno de una familia de italianos y gallegos. «Mi padre era verdulero; mi mamá, sirvienta; los dos eran analfabetos», contó en una entrevista. A los 16 años, ingresó en el seminario de La Plata y fue ordenado sacerdote en 1964. Durante años, fue  párroco de la iglesia Nuestra Señora de Luján, cerca del centro de Quilmes, designado por el obispo Eduardo Pironio.

Artículo anteriorIndignación por el “abandono” de los bomberos
Artículo siguienteTodos los nominados a los Martín Fierro 2018