Después de que ayer el dólar marcara un nuevo récord y se terminara vendiendo en bancos a $28,43 y en el segmento mayorista a $27,98, la cotización abrió en baja en ambos segmentos. Sin embargo, al mediodía la moneda norteamericana se encareció y en algunos casos cotizaba por encima de su máximo histórico.

En el caso del Banco Nación, que suele tener la cotización más baja del mercado, el dólar llegaba a las 12.10 a los $28,50, 1% por encima de los $28,20 del día anterior.

En el mercado mayorista ocurría algo similar. Ayer había cerrado a $27,98, cayó casi un peso en el inicio de la jornada y al mediodía cotizaba a $28,08, por encima del cierre anterior.

En un contexto de alta volatilidad en la cotización de la divisa, los vaivenes de la relación entre el peso y el dólar muestran que el mercado aún no terminó de asimilar positivamente, como insinuaba al principio de la jornada, el reemplazo de Federico Sturzenegger por el exministro de Finanzas, Luis Caputo.