Cristiano Ronaldo se convirtió ayer en el cuarto jugador de la historia en marcar en cuatro Mundiales consecutivos, al anotar de penal el primer gol contra España en su debut en Rusia-2018.
Los otros históricos en lograr la hazaña son los alemanes Miroslav Klose (16 tantos repartidos entre 2002, 2006, 2010  y 2014) y Uwe Seeler (nueve en 1958, 1962, 1966, 1970), además del brasileño Pelé (12 redes entre 1958, 1962, 1966 y 1970).

Cristiano, que también anotó el segundo para Portugal poco antes del descanso y luego el tercero cerca del final, dobló ante España su total previo, pues apenas cuenta seis goles en sus cuatro Copas del Mundo (2006, 2010, 2014 y 2018).
Más récords para un ganador que nunca se cansa.
Acaba de conseguir la 3ra Champions consecutiva con el Real Madrid y tiene 5 Balones de Oro. Un goleador que hace historia.