El ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, admitió que inversores y ahorristas le perdieron la confianza al Gobierno y su plan económico, y que eso disparó la devaluación del peso. «Es evidente que la volatilidad que ha tenido la moneda en la Argentina responde a varios factores y uno de ellos es la confianza. En la medida que se recupere la confianza vamos a dar un paso muy importante», dijo.

Según Dujovne, «hay un programa en el que se está acelerando la convergencia al equilibrio fiscal y que contempla liquidez» por el crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI). «Vamos a ver un abrupto descenso en la volatilidad a partir de ello», prometió.

El ministro aseguró que junto al presidente del BCRA, Luis Caputo, trabajan para normalizar el funcionamiento del mercado cambiario. «En las últimas semanas observamos turbulencias en el mercado y eso lleva preocupación para la gente, pero el tipo de cambio flotante es la mejor vacuna para lograr competitividad», enfatizó.

Aunque reconoció que «la volatilidad cambiaria trae angustia en los argentinos», recordó que «tuvimos muchísimos años en los cuales el tipo de cambio no se movía y eso generaba problemas como el desempleo».

Además, prometió una solución «integral y definitiva» para las Lebacs. «Iremos reemplazando las que tienen tasas muy altas y vencimientos de muy corto plazo», sostuvo el funcionario en una conferencia de prensa. En este sentido, precisó que el Tesoro irá emitiendo letras en pesos al mercado y con esos fondos irá comprando las letras intransferibles, para que con ese dinero el BCRA vaya recomprando Lebacs. «Es evidente que iremos bajando la volatilidad en el mercado de cambios», dijo.

Por otra parte, ratificó que a pesar del cambio de nombres, «el programa económico es el mismo», y garantizó que la independencia del Banco Central se profundizará a partir de la reforma de su Carta Orgánica, que según trascendió se propondrá en el Congreso antes de marzo del año próximo.

Por último, aunque dijo que la intención es mantener inalterados todos los cronogramas de reducción de impuestos, aclaró que si en algún momento se complica la posibilidad de alcanzar la meta fiscal comprometida con el FMI habrá cambios.