Duro comienzo para la selección de Colombia. El equipo de José Pekerman inició de la peor manera en su debut mundialista ante Japón en la apertura del Grupo H del Mundial de Rusia 2018. En el Mordovia Arena en Saransk, el combinado colombiano sufrió una expulsión y un gol en contra a sólo cinco minutos de comenzar el partido. Un golpe muy duro para un equipo que, además de eso, tiene que salir a remontar sin James Rodríguez en la cancha.

En la previa se conoció que Pekerman tomó la decisión de no arriesgar a James, quien no llegaba en óptimas condiciones físicas y le cedió su lugar a Juan Fernando Quintero en el once inicial. Sin embargo, pese a que el conjunto sudamericano inició el pleito con la tenencia, todo se derrumbó cuando Carlos ‘La Roca’ Sánchez tapó un remate con la mano dentro del área y el árbitro esloveno Damir Skomina sancionó correctamente el penal. Shinji Kagawa, estrella del Borussia Dortmund, remató con mucha calidad y puso el 1-0 para el elenco japonés.

Colombia no le quedó otra opción que tomar el balón y salir en busca del gol del empate. No encontró claridad de inmediato y le costó generar peligro. De hecho, Japón se acercó nuevamente al área de Ospina. Por la expulsión, Pekerman tuvo que reordenar su mediocampo y metió a Wilmar Barrios en lugar de Juan Guillermo Cuadrado.

La decisión de Pekerman de no sacar a Juanfer Quintero dio sus frutos, ya que el mediocampista de River Plate fue el autor del empate. En un tiro libre al borde del área, Quintero sorprendió al portero Eiji Kawashima al rematar por debajo de la barrera. El guardameta llegó a sacar la pelota pero cuando ya había cruzado la línea por completo. Un espectacular gol que daba la igualdad a Colombia justo antes del descanso.