Ordenada y eficaz en ataque, Senegal logró el primer triunfo africano en el Mundial 2018 al sorprender 2-1 a Polonia y se situó junto con Japón al frente del grupo H del Mundial, este martes en el Spartak Stadium de Moscú en el partido que cerró la primera jornada.

El equipo africano sigue la estela del asiático, que antes se impuso 2-1 a Colombia. A priori favoritos para la clasificación, europeos y sudamericanos se enfrentan en la segunda jornada en un duelo definitivo para ambas selecciones.

Senegal logró así el primer triunfo africano en el Mundial, tras las derrotas de Egipto, Marruecos, Nigeria y Túnez.

Apoyado por un puñado de aficionados ante una marea polaca, Senegal venció con goles del brasileño nacionalizado polaco Thiago Cionek en propia puerta (37) y Mbaye Niang (60). Grzegorz Krychowiak acercó a los europeos en el 86.