Islandia y Nigeria juegan en Volgogrado un duelo que será visto por los 40 millones de argentinos, ya que este partido será clave para entender qué resultado necesitará la Selección el martes en la última fecha.

Al término del primer tiempo, ambos equipos no se pudieron sacar diferencias e igualan 0-0. Con pocas jugadas de peligro e impresición en los metros finales de la cancha, la chance más clara la tuvo el elenco vikingo apenas inicado el cotejo gracias a un tiro libre ejecutado por Gylfi Sigurdsson que pudo controlar el arquero Francis Uzoho.

En el inicio del complemento, los africanos ya habían avisado con un disparo de Oghenekaro Etebo que obligó a Hannes Halldórsson a revolcarse para quedarse con la pelota. Sin embargo, a los tres minutos, Ahmed Musa baj{o con su pie derecho un centro desde la derecha y de volea la mandó al fondo de la red para poner en ventaja a su equipo por 1-0.

Con la ventaja en el resultado, el conjunto dirigido por Gernot Rohr se encontró con más espacios en ataque debido a que su rival fue en busca de la igualdad y con un rápido contraataque proveniente de un despeje largo, Musa ingresó al área por izquierda y tras eludir al arquero estampó el 2-0.

A los 35 minutos, apoyado con el VAR, el árbitro Matthew Conger sancionó una falta dentro del área y le otorgó la posibilidad de descontar a los islandeses a través de un penal. No obstante, Sigurdsson impactó muy abajo la pelota y envió el tiro desde los doce paseos por encima del travesaño.