La Argentina ya tiene acreditado el primer desembolso de 15.000 millones de dólares, una parte del total de 50.000 millones del acuerdo stand by que el miércoles aprobó en Washington el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional para nuestro país.

El dinero no llegó directamente a la Argentina, sino a través de un mecanismo que es habitual en estos casos y que incluye movimientos bancarios en la ciudad suiza de Basilea.

Para movilizar el préstamo, el organismo utilizó el Bank for International Settlements (conocido como BiS), que es una institución internacional que funciona como si fuera un banco de los bancos centrales de todos los países miembros del FMI.

Luego de la luz verde al acuerdo stand by que otorgó el miércoles por consenso el Directorio Ejecutivo del FMI (formado por 24 directores de 189 países), las naciones giraron los fondos al banco suizo.

Los 15.000 millones se transfirieron de manera electrónica a la cuenta que el Banco Central argentino tiene en el BiS y este viernes, tal cual se preveía, ya se acreditaron en la entidad que hoy comanda Luis Caputo.

Según el reporte de variables financieras del BCRA, las reservas internacionales ahora alcanzan US$ 63.270 millones.

Como ya han divulgado tanto las autoridades argentinas como el FMI, la mitad de esos fondos pasarán a engrosar las reservas internacionales y posiblemente queden en Basilea hasta que se precisen.

Los otros US$ 7.500 millones serán para el Tesoro, aunque los guardará el BCRA. Esos serán los dólares que Caputo tendrá a su disposición regularmente a medida que necesite los fondos para hacer frente al déficit fiscal. Pero también le servirán para controlar el tipo de cambio, al darle liquidez al mercado cuando sea necesario.

El Banco Central ejecutará un “programa de licitaciones diarias” con el que busca atajar la depreciación del peso. El cronograma inicial contempla la venta de 100 millones de dólares diarios durante los próximos 75 días hábiles.

Este viernes, se licitó la totalidad de la oferta. El precio promedio de corte se ubicó en 27,1225, siendo el mínimo precio adjudicado de 27,1000.

El resto del préstamo será de carácter “precautorio”, por lo que podría ser liberado más adelante, si las autoridades lo solicitan.

Según un comunicado emitido por el FMI tras la aprobación formal del préstamo, “el monto restante del respaldo financiero del FMI (USD 35.000 millones) estará disponible a lo largo de la duración del acuerdo, supeditado a exámenes trimestrales a cargo del Directorio Ejecutivo. Las autoridades han anunciado la intención de girar contra el primer tramo del acuerdo, pero posteriormente tratarán el resto del acuerdo con carácter precautorio”.

Los miembros del Directorio señalaron que el acuerdo “busca reforzar la economía del país restableciendo la confianza del mercado mediante un programa macroeconómico coherente que reduce las necesidades de financiamiento, encauza la deuda pública argentina por una trayectoria descendente firme y afianza el plan de reducción de la inflación mediante metas de inflación más realistas y el fortalecimiento de la independencia del Banco Central”.

También el Directorio destacó que “el plan incluye medidas para proteger a los segmentos más vulnerables de la sociedad manteniendo el gasto social y, en caso de que las condiciones sociales desmejoraran, abriendo margen para incrementar el gasto en la red de protección social argentina”.

Fuente: Clarin