Con un Harry Kane iluminado, Inglaterra aplastó 6-1 a Panamá y se clasificó a los octavos de final del Rusia. Ahora deberá definir el primer puesto frente a la Selección de Bélgica, uno de los mejores equipos del Mundial.

El defensor John Stones anotó dos goles de cabeza, a los 8 y 40 minutos, mientras que Harry Kane marcó de penal a los 22 y 45, y Jesse Lingard convirtió a los 36 con un magnífico tiro desde afuera del área que entró por un ángulo alto. En el segundo tiempo llegó otro gol del jugador del Tottenham y el descuento de los panameños llegó de la mano de Felipe Baloy, que convirtió el primer tanto de Panamá en la historia de los mundiales.

 

Artículo anteriorAlemania se lo dio vuelta a Suecia y volvió a la vida
Artículo siguienteFogata en honor a San Juan Bautista