Al cumplirse un nuevo aniversario del accidente aéreo en el que Carlos Gardel perdiera la vida junto a Alfredo Le Pera y sus músicos, el gobierno de CABA le rindió tributo a la voz porteña más importante de todos los tiempos. Durante todo el fin de semana. Todas las actividades con entrada libre y gratuita en el Museo Casa donde vivió el cantor con Berta Gardés.

-Gardel en la vitrola. Una charla del coleccionista Pablo Taboada en la que se reprodujeron los discos de pasta en una vitrola portátil. Esta experiencia de escuchar los discos originales que grabó el Zorzal criollo acompañada por comentarios, partituras y publicidades históricas que ayudaron a reconstruir la época en que aquellos discos fueron publicados.

-Gardel mundial. Se proyectó la película “Tango de una noche de verano”, una coproducción germano-argentina-finlandesa de 2013. Estuvieron los protagonistas.

Sinopsis de la película: Tres músicos argentinos recorren Finlandia para descubrir si el cineasta Aki Kaurismäki tenía razón cuando afirmaba que la verdadera cuna del tango está allí. A través de esta road movie se van descubriendo las características de ese tango y sus cultores destacándose un encuentro cúlmine con el “Gardel finlandés”.

-Gardel para chicos. Recital de música y baile contando la historia del tango a cargo de la Orquesta Didáctica “Somos tango”. El espectáculo el domingo 24 desde las 16:00.

-Formato gardeliano. Recital homenaje a Carlos Gardel a cargo de dos cantores que interpretarán parte del repertorio del “Morocho del Abasto” en  su formación típica de voz y guitarras. Estará a cargo de los cantantes Jacqueline Sigaut y Hernán Genovese acompañados por el Dipi Kvitko trío (Diego “Dipi” Kvitko, Matias Tozzola, Felipe Traine). Será el domingo 24 a las 18:00.

Todas las actividades se realizaron en la Casa Museo Carlos Gardel, Jean Jaures 735.

Sobre la Casa Museo

La casa que Carlos Gardel compró en 1926 para vivir con su madre, Berta Gardés, cumple 15 años como museo. En junio de 2017 el espacio fue re inaugurado luego de varios meses de remodelación a nuevo y casi minimalista.

Si bien el actual museo interactivo es fascinante para las nuevas generaciones que pueden acercarse a la historia gardeliana y escuchar cada uno de los temas que interpretó, no lo es para quienes intentaron guardar con recelo durante décadas el lugar original del que nada quedó.