El jueves de la semana, se realizó un control vehicular en la localidad de Copacabana, Tinogasta, donde se logró desbaratar una organización que se dedicaba a la venta ilegal del resultado del desguace de motos del Corralón Municipal de nuestra Capital.

En el operativo, realizado entre la policía local y Gendarmería Nacional, se secuestró un total de 28 motores de motocicletas de distinta marca y cilindrada, que eran trasladadas en una camioneta por dos personas oriundas de La Rioja, apellido Frogel.

Tras el hallazgo, se comunicaron con la comuna capitalina quienes informaron que dichos motores eran producto del desguace de motos del Corralón Municipal y tenían como destino la provincia de La Rioja donde una empresa contratada debía proceder a su destrucción.

Los ocupantes del vehículo, identificados como Ramón Enrique Frogel y Jonatan Frogel, tenían en su poder la resolución de la municipalidad de nuestra Capital donde detallaba que un total de 750 motores debían ser destruidos y compactados, acompañada por una planilla con la identificación de cada una de las partes y un pliego con fecha del día 24 de mayo del corriente año.