El juez federal Miguel Ángel Contreras habló del incremento del narcomenudeo en la provincia, deslizando un dato llamativo: desde el Juzgado Federal comenzaron una campaña mediante la cual se comunican con los padres de los jóvenes con problemas de adicción para advertirles sobre la situación y tratar de evitar que la cadena de venta-consumo continúe produciéndose.
El magistrado explicó, en diálogo con Airevisión, que como parte de las acciones que llevan a cabo desde esa institución, “el juzgado empezó a identificar a los compradores, y nos hemos dado con el hecho de que son adolescentes, chicos veinteañeros, o estudiantes universitarios e hijos de familias bien constituidas, que tienen padres, hermanos, y que están comprando droga”. “Entonces el juzgado empezó con la actividad o diligencia de llamar a los padres sobre estas circunstancias, con la intención de que tomen los recaudos pertinentes”.
Con respecto a este accionar, Contreras indicó: “Pensamos que esta es una de las formas más eficaces para actuar y esperamos que tenga un efecto extensible de familia en familia. Lo importante sería que los padres empecemos a considerar y controlar las salidas y las actividades de nuestros hijos”.
En referencia a la situación actual del narcotráfico en Catamarca, en líneas generales, Contreras consideró que lejos de disminuir  “ha habido un aumento, pero pensamos seguir dando batalla a este flagelo, de manera conjunta con la Policía Federal, Gendarmería y Drogas Peligrosas”. “Estamos trabajando en este mismo instante”, aseveró finalmente.