Lewis Hamilton llegaba al GP de Hungría con el deseo de minimizar daños en un circuito que presentaba una mejor oportunidad para Red Bull y en el que Ferrari ha dominado en los últimos años. Así acabó el viernes, pero la lluvia del sábado lo cambió todo y el inglés ha sumado una nueva victoria que le hace salir más líder en el mundial.

Tras imponerse y aumentar la ventaja sobre Vettel, elogió el trabajo hecho por Ferrari en el monoplaza de 2018, pero recordó que no solo se trata de correr mucho. Hamilton, que ha ganado en un lugar donde se esperaba victoria roja, comentó: “Este año sabemos que Ferrari ha tomado la delantera en cuanto a rendimiento del coche, pero también hay que aprovechar la estrategia para ganar el campeonato”.

“No solo es cuestión de velocidad, sino también de cómo se gestionan las cosas. Nosotros hemos hecho un mejor trabajo en ese sentido ahora”.

Pese a que encabeza cómodamente el campeonato, cree que este año es todo más difícil, y esta vez no tiene claro tener mejor monoplaza que su rival: “El año pasado no éramos líderes en este momento del mundial, pero para todos éramos más fuertes que esta temporada”.

Aun así, avisa a Mercedes de que no hay lugar para el conformismo y que hay que seguir trabajando: “Tenemos que dar un paso adelante en cuanto a rendimiento, aunque también tenemos que seguir explotando todos los elementos que nos permiten ganar a Ferrari cuando tienen que cambiar y salir de su Plan A”.

Por último Hamilton, que no estará en los test de esta semana en el Hungaroring como hará Vettel, reveló que seguirá muy activo durante las vacaciones, y pide al equipo que descanse para volver con más fuerzas: “Realmente no soy de los que se tumba en la playa. Voy a estar haciendo actividades, entrenando y preparándome para la segunda mitad”.

“Estoy muy contento de lo bien que han ido las últimas carreras y muy agradecido por el trabajo duro y los esfuerzos continuados del equipo. Todos merecen un descanso. Y espero que sigan apretando.