El británico Lewis Hamilton dio hoy un paso de gigante hacia su quinto título mundial de Fórmula 1 al ganar el Gran Premio de Italia y ampliar a 30 puntos su ventaja respecto al alemán Sebastian Vettel.

Hamilton arruinó la fiesta a Ferrari en su casa, el circuito de Monza, y borró la sonrisa de los miles de «tifosi» que tiñeron de rojo las gradas del mítico trazado. Un mazazo al campeonato en el templo de su gran rival.

El británico adelantó con su Mercedes a Vettel en la primera vuelta con una maniobra genial y volvió a mostrar su magia a nueve giros para el final, cuando rebasó al otro Ferrari, el del finlandés Kimi Raikkonen.

Hamilton celebró así su sexto triunfo de la temporada para alcanzar los 256 puntos, mientras que Vettel cuenta con 226 tras terminar en cuarta posición.

La «Scuderia», sin embargo, tendrá que seguir esperando un año más para celebrar una victoria en Monza. El último triunfo de un bólido rojo en la meca de la velocidad fue en 2010, con el español Fernando Alonso.

El holandés Max Verstappen cruzó hoy la meta en tercera posición con su Red Bull, pero fue penalizado con cinco segundos y perdió dos posiciones: el finlandés Valtteri Bottas, de Mercedes, subió al tercer cajón del podio y Vettel pasó del quinto al cuarto puesto.